Preguntas a Carlos Lloró a propósito de “El lugar donde nadie aplaude”

IMG-20160601-WA0018

En tu faceta de músico que se ha presentado ante numerosas audiencias has sido objeto de muchos aplausos, a excepción de aquellas veces en que has solicitado que no te aplaudan, claro. Háblame de tu relación con el aplauso.

El oído es un órgano muy sensible. Al terminar una interpretación musical, quedan en la membrana del oído una serie de vibraciones sutiles, que van atravesando, capa a capa, los niveles de percepción y memoria. El aplauso mutila esas vibraciones. Lo que uno se lleva a casa, pues, son los ruidos, el bullicio, el circo romano. Panem et circenses, dice la locución latina. El espectáculo actual se parece cada vez más a una pirotecnia suicida. Y para el artista, el aplauso se va convirtiendo en una droga. Depende del aplauso, de la aceptación, para poder vivir. El aplauso es uno de los artefactos más curiosos y perniciosos creados por el capitalismo para injertar la producción en serie en el arte. Una especie de cuña perversa.

¿Cuándo te diste cuenta que jamás encontrarías el libro de tus sueños? ¿Qué fue lo que motivó esta epifanía?

Uno nunca encuentra el libro de sus sueños, por eso mismo. Porque es un libro hecho de sueños, de esa materia escurridiza. Pero leyendo a Borges a los 16 años me di cuenta de que allí había una puerta a ese libro. El libro mismo era imposible escribirlo, pero podemos asediarlo desde distintas perspectivas. La de Borges es una de las más potentes y sustentables. Borges “sugiere” el libro soñado, derrama unas gotas de su “perfume”, perfila su “atmósfera”, y así podemos vivir ese libro soñado sin necesidad de escribirlo.

Continue reading

Películas de ciencia ficción recomendables

El 25 de julio del 2009, Rodrigo Mundaca envío un mail a varios de sus amigos cinéfilos con la intención de construir una lista de las películas “must” para el blog de TauZero

De las películas del género CF, tratando que no sean las obvias que aparecen reseñadas hasta el hartazgo en todos lados, pero que tampoco sean del tipo que sólo encontraría en un cinearte de bangladesh, “¿cuál sería tu listado de 10 películas que recomendarías ver y por qué?”

Mi listado de películas fue el siguiente: Continue reading

Ucronía Chil3

Le pregunté una vez a Arragon, el historiador, cómo se escribía la historia. Él respondió: ‘Hay que inventarla’.

John Cage, “An Autobiographical Statement”, 1989.

La historia hay que inventarla y eso fue lo que varios autores de mi generación hicimos en Ucronía Chile, el blog fundado por Jorge Baradit que nos invitó a ejercer nuestro derecho a “inventar” la historia de Chile, del mundo y de la realidad misma. Creo que una definición acertada del ejercicio escritural desarrollado por quienes participamos de Ucronía Chile es la de “revisionismo histórico delirante”. El revisionismo es una práctica que suele despertar polémicas, discrepancias e incluso puede derivar en actos criminales como es la negación del holocausto en varios países. El peligro de ese tipo de revisionismo es que se aleja de la legítima duda que lo anima y se convierte en una certeza o verdad histórica que pretende reemplazar al discurso oficialista. La ucronía al ser un género literario no adolece de las pretensiones del revisionismo histórico, pero no por eso deja de ser desafiante y provocativa, es sólo que lo hace desde el terreno de la imaginación, algo que algunos de sus detractores suelen olvidar y para ello basta ver ciertos comentarios del primer experimento ucrónico que dio origen al blog en YouTube.

La publicación de CHIL3: Relación del Reyno y la inclusión de uno de mis textos en dicho volumen ha servido de excusa para revisitar Ucronía Chile, que debutó como blog en un mes como este hace ya cuatro años. Más que recordar un post determinado u otro se me viene a la memoria la potentísima sinergia de aquellos días, el desafío que representaba escribir algo que impresionara a los demás, la retroalimentación, las colaboraciones y los múltiples universos que brotaban de manera individual o participativa… Continue reading

Universo Meier: vida en martes

Es como un planeta distinto como martes, que hay marcianos y cosas distintas que en nuestro planeta no hayo que dejaron de exitir como los dinosaurios, también me puedo imaginar q’ es nuestro planeta despues del 2012.

Ingrid DiaZ

12 años

Lo anterior corresponde a uno de los muchos textos adheridos a un costado del diorama que más atrajo la atención del público en el Pabellón Cultural de la Expo-Feria Yo creo en Quillota. Este pabellón albergó durante los últimos días de octubre a Universo Meier, homenaje multimedial organizado por Roberto Moya y Pablo Hermosilla que contó con el apoyo del Fondo Nacional del Libro y la Lectura 2010, la Ilustre Municipalidad de Quillota, PdE y varios de los amigos más cercanos de Sergio Meier.

Y una reunión de amigos fue justamente lo que vivimos ayer… una cálida reunión que superó mis expectativas en varios grados fahrenheit. Ahí estaban Omar Vega, Patricio Alfonso, Néstor Flores y Marcelo Novoa, y ahí estaba nuestro gran amigo Sergio Meier y ante todo el despliegue de imágenes y palabras articulados en torno a su figura que no pude evitar que a mi mente acudieran las palabras que el Minotauro le dice a Teseo en Los reyes de Cortazar:

Cuando el último hueso se haya separado de la carne, y esté mi figura vuelta olvido, naceré de verdad en mi reino incontable. Allí habitaré por siempre, como un hermano ausente y magnífico. ¡Oh residencia diáfana del aire! ¡Mar de lo cantos, árbol de murmullo!

Continue reading

Gérmenes; recortes; desarrollo; arte combinatoria

Dicen que un chiste que es necesario explicar para que cause gracia es un mal chiste. Yo no lo creo así, yo creo que esa explicación puede ser el verdadero chiste. Según yo veo las cosas, todo malentendido, toda omisión, todo gesto oscuro y toda errata invitan al diálogo, a la interpretación y al juego. De ahí se desprenden varios interesantes ejercicios tales como La actividad paranoica-crítica de Salvador Dalí, el cut-up de William S. Burroughs, los hábitos literarios de Tlön descritos por Borges, el weissöj y la teoría del libro-duplex de Karlés Llord (regresaré sobre esto más adelante).

Uno podría verse tentando a rastrear esta arte de la combinatoria -por llamarlo prosaicamente- al célebre Conde de Lautréamont. No en vano los surrealistas le consideraron uno de sus precursores citando como directa influencia su “encuentro fortuito en una mesa de disección de una máquina de coser y un paraguas”. Pero cabe preguntarnos, ¿fue ese encuentro realmente fortuito?

Lo fortuito es lo casual, lo no-programado. Pero para quienes como yo no creen en casualidades, lo fortuito no existe. El encuentro y el lugar dónde la máquina de coser y el paraguas se reunieron fue planificado por Lautréamont, lo mismo ocurre con cualquiera de las “aproximaciones insólitas” que los surrealistas cultivarían posteriormente en todas sus formas y variaciones.

Continue reading

Incepción suspendida

Ayer en una de esas revistas que trae mi señora de la peluquería me encontré con una crítica de Ascanio Cavallo a El Origen (Inception). Ascanio (excúseme la familiaridad del trato) siempre me ha parecido un crítico de cine muy lúcido y durante años leí todas y cada una de sus reseñas en la revista Sábado de El Mercurio, hasta que dejamos de comprar El Mercurio los sábados o cualquier otro día. Pero eso no viene al caso, lo relevante es que Ascanio odió El Origen y escribió una crítica que la despedaza, y al hacerlo, conectó con varios de los temas o intencionalidades que movilizan a Identidad suspendida.

No he visto El Origen, y debería haberlo hecho porque es una película de Christopher Nolan y porque actúa Ellen Page que me encanta… pero no. No la vi y es posible que no la vea hasta que dentro de algunos años me la encuentre haciendo zapping por el cable. Ya perdí el hábito de ir al cine, y de arrendar DVDs también. No tengo paciencia más que para uno que otro video musical en YouTube o media hora de Family Guy, Southpark o Kitchen Nightmares… pero eso tampoco viene al caso.

Lo que sí viene al caso es lo que Ascanio escribe sobre El Origen en relación a Identidad suspendida. A continuación algunos fragmentos comentados:

Continue reading

Ensamblando quimeras: diálogos en torno a Kounboum e Identidad suspendida

Sergio Alejandro Amira: Comienza hoy el primer encuentro KounboumIdentidad suspendida, abre los fuegos, Karlés Llord.

Karlés Llord: Hay en primer término, interesantes reflexiones acerca del lenguaje en ambos libros. Como cuando se dice en Identidad suspendida que “el lenguaje se ha vuelto más real que la realidad”, y que recuerda la premisa borgeana de que “el lenguaje mismo no es ya más que un sistema de citas”.

SAA: El lenguaje se apodera de la realidad, la transforma y la penetra

KL: Si el lenguaje es la lombriz solitaria del cerebro o un virus, ¿cómo se manifiesta esto en tu actitud escritural?, ¿en la relación de tu Yo creativo con tus propias redes sinápticas?, ¿cómo se vincula en ti la sintaxis con las sinapsis? Porque en Identidad suspendida vemos las huellas de una gran conspiración, sin embargo esa conspiración pareciera encubrir otra, una conspiración sintáctica, de la estructura del ser humano como hablante, contra sus propias raíces alienígenas o viceversa, la mutación alienígena de las bases de la comunicación humana.

SAA: Sobre las conspiraciones me gusta algo que dijo Alan Moore en el documental Mindscape of Alan Moore. Él dice que para le mente conspirativa siempre hay alguien “en control” porque es más cómodo pensar eso. Es más cómodo pensar en que la banca judía, o los grises, o los reptiloides de otra dimensión son quienes mueven los hilos y no aceptar la verdad, que el mundo es caótico y que no hay nadie en control. Y mucho menos un Dios o panteón de dioses. Todos como individuos estamos en control, lo que nos lleva a la visión de la realidad como un esfuerzo cooperativo. El observador afectando la realidad, interviniéndola y manipulándola. En Identidad suspendida intenté decir algo similar a esto, la conspiración no existe y nadie está en control, es el principio de incertidumbre mismo, ¿no crees?

KL: Sí, la incertidumbre como el estado larvario mismo de la literatura y de la vida misma.

SAA: “Todo lo que no es errancia es dogma” dice en Kounboum, y yo en Identidad suspendida digo, “quien posee certezas posee cadenas”, y como Prometéo está encadenado a la montaña. Sin cadenas, podemos ejercitar la errancia que parte del error también. Dar la bienvenida al error y desarrollar cosmogonías completas a partir de la errata de un libro, por ejemplo.

KL: Y entonces da lo mismo si hay conspiración o no, el escritor despliega sus caminos y laberintos absolutamente despreocupado del resultado final.

SAA: Así es. Y aquí nos conviene detenernos en “el escritor”. Me parece particularmente reveladora la siguiente afirmación de Clodoveo Piovalle en Los papeles del Dr. Cabdeguur: “Un literato es un hombre de géneros; un escritor es alguien que escribe, no siguiendo una línea de construcción o configuración, sino guiado por impulsos extragenéricos, extrafronterizos”. Yo no tengo duda alguna que bajo esta premisa, tanto tú como yo respondemos a la definición de “escritor”… pero albergo la sospecha que Meier sería un literato. Continue reading

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.